En este artículo nos centraremos en ti, tus expectativas, necesidades y cómo conservar la motivación vocacional y seguir impartiendo conocimiento con la misma pasión que tu primer día en el salón de clases.

Como todo en la vida, hay momentos en que nos sentimos más motivados que otros. Por ejemplo, la necesidad de mantenerte saludable te motiva a hacer ejercicio, pero ¿qué pasa en los días que no te sientes motivado para ir al gimnasio o salir a correr? Te permites interrumpir las actividades hasta sentirte mejor y retomar el ejercicio. Pero ¿puedes hacer esto mismo con tu trabajo? ¿puedes dejar de ir a la escuela unos días, hasta sentirte motivado? Realmente no.

En este video encuentra algunas técnicas que te ayudarán a conservar tu motivación y continuar con la labor transformadora e inspiradora de ser un maestro.

¡Esto es algo importante para ti! En el siguiente canal de YouTube te dejamos otros videos que te pueden interesar. Allí encontrarás contenido para tu continua formación, herramientas tecnológicas educativas y plataformas de creación de contenido para clases. Suscríbete para recibir una notificación cuando suban un contenido nuevo.

Ver canal

En el proceso de mantener la motivación fijar metas u objetivos es fundamental, pero no te traces objetivos difíciles o inalcanzables, que te llevarán a la frustración. Aprende cómo definir buenos objetivos

5 claves para fijar tus objetivos de motivación:

  • Objetivos específicos: sé claro y al detalle de lo que quieres lograr. Defínelos por tareas o acciones concretas. Ejemplo: asistir al gimnasio.
  • Objetivos medibles: que puedas medir el avance de tu meta. Ejemplo: calendario señalando los días que fuiste al gimnasio.
  • Objetivos alcanzables: sé realista, no fijes metas altas en el primer intento, sube gradualmente el nivel. Ejemplo: ir al gimnasio por 15 días consecutivos.
  • Objetivos relevantes: que esta meta realmente te interese, que tenga un propósito en tu vida para mejorar. Ejemplo: ir al gimnasio para mejorar mi condición de salud.
  • Objetivos en el tiempo: dale un tiempo para cumplir tu meta. Ejemplo: para el 30 de julio cumpliré 3 meses de asistir constantemente al gimnasio.

También te puede interesar:

¿Qué haces para mantenerte motivado? ¿Cómo sacas el tiempo para tus deberes y placeres? Comparte en los comentarios